Cerca de tres centenares de jugadores muestran orgullosos los colores de Segosala en la presentación del club

13 diciembre 2019

Han pasado ya un par de meses desde que los balones de una nueva temporada echaron a rodar en los entrenamientos del CD Segosala, pero no era hasta la tarde de hoy cuando todos sus componentes lucían equipaciones y sonrisa ante las cámaras y las gradas, para darse a conocer a las familias y, de paso, llevar a cabo la presentación oficial del club para esta campaña 2019/ 2020.

Desde los más pequeños, de apenas cuatro y cinco años, hasta los mayores, aguardaban en las gradas del pabellón Pedro Delgado a que llegase el momento de salir a la cancha con sus compañeros e ir formando filas, mientras saludaban a sus familiares, quienes, a su vez,devolvían estos saludos con aplausos. En total, 291 jugadores pertenecientes a 25 equipos de distintas categorías estaban convocados hoy a una cita que, para el nuevo presidente de Segosala, Agustín Pérez, “es una forma, en primer lugar, de dar protagonismo por igual a todos nuestros jugadores y jugadoras, y, por otro lado, hacer ver a sus familias que forman parte de un club con una estructura, una filosofía, una planificación y una forma de trabajar enfocada, tanto al deporte como a sus valores”. 

Esta estructura, esta programación y estos valores quedan reflejados en distintas circunstancias, como, por ejemplo, el hecho de que el club cuente con una Escuela de Porteros para todos sus guardametas, que éste sea el tercer año que el es organizador de la Liga Diversala, heredada del CD Independiente y que cuenta con una serie de normas adaptadas a la categoría Prebenjamín de los jugadores, o que el año pasado pusiera en marcha la Liga Diversala Femenina, una competición provincial en la que tienen cabida aquellos equipos que no pretenden jugar de manera federada, y que continúa esta temporada con la participación de siete equipos, uno de ellos perteneciente al propio CD Segosala.

Y es que, un año más, el fútbol sala femenino será una de las grandes apuestas del club, que después de dar inicio el año pasado a la Escuela Femenina, cuenta ya con 47 niñas de categorías inferiores, a las que hay que sumar las jugadoras del equipo Provincial, las del equipo de Veteranas, y las del equipo Regional (alrededor de 90), que, de vuelta a la competición de Castilla y León, pretende convertirse en el conjunto referente de fútbol sala femenino para todas las niñas de la provincia.

En este sentido, las aspiraciones son parecidas a las del equipo masculino de Tercera División, que, tras la extinción del Segovia Futsal ―y con permiso del FS Mariano Rico de Cuéllar que milita en Segunda B―, también pretende ser, con tiempo, el equipo en el que se miren los segovianos más pequeños. Por eso, los jugadores de Ángel Zamora compartían hoy en los pasillos y el anillo del pabellón confidencias, bromas y sonrisas con los más pequeños del club, quienes se mostraban encantados de poder posar en el mismo escenario para la foto con los mayores.

Finalmente, esto sucedía instantes después de que todos los grupos saliesen a la cancha con sus respectivos monitores y entrenadores a la cabeza; unos técnicos entre los que, siguiendo el compromiso del club con la formación, que cada cierto tiempo organiza cursos para los responsables de sus equipos, se encuentran tres entrenadores de nivel 3, dos de nivel 2, tres de nivel 1 y un graduado en Educación Física. 

Con la experiencia y los conocimientos de todos ellos, el CD Segosala afronta una nueva temporada en la que seguir demostrando que existen motivos de peso para que su foto de familia sea cada año más grande y más difícil de encuadrar.