El Segosala Pinturas Alyvan espera despedir la temporada en el Pedro Delgado sumando los tres puntos ante el Almagro

De entre todos los partidos disputados esta temporada por el Segosala Pinturas Alyvan, probablemente uno de los que  finalizó en mayor disgusto para las segovianas fue el disputado frente al Almagro en tierras manchegas, donde, después de haber logrado una renta de 1-3, a falta de 13 segundos el Segosala terminó empatando y cosechando un 3-3 que, frente al entonces líder del campeonato, supo a menos de lo merecido. Posiblemente también, una de las jugadoras que más ganas de revancha acumule desde entonces es Moni, quien fue expulsada en ese encuentro de manera cuestionable y dejó a su equipo en una situación difícil cuando casi todo era favorable a las de Agustín Pérez.

Por ello, y porque el Segosala Pinturas Alyvan aún mantiene intactas sus opciones de aspirar a la tercera plaza de la clasificación del grupo IV de Segunda División, el de mañana domingo, 15 de mayo, a las 12:00 horas en el Pedro Delgado, se prevé como uno de los más disputados y emocionantes de la temporada. Será, además, la despedida en casa del equipo segoviano a una campaña de debut en la división de plata, que ni las más soñadoras y optimistas en la plantilla auguraban. Después, aunque al resto de equipos, incluido el que le disputa la tercera plaza a las segovianas, el Chiloeches, tendrán dos jornadas por delante, a las de Agustín Pérez sólo les quedará el duelo que las mida al campeón de liga en Las Palmas de Gran Canaria.

Así que si la afición quiere disfrutar de la última oportunidad de ver a las rojinegras en acción, tiene una cita mañana para un partido en el que Agustín Pérez sólo contará con la baja de Ana y volverá a premiar el esfuerzo de las más pequeñas, que, aunque ya han concluido una temporada fantástica e igualmente difícil de presagiar, no se cansan de jugar y volverán a ofrecer una alternativa atractiva para el ataque. De cualquier manera, si el técnico segoviano quiere optar a la victoria frente a un equipo fuerte, experimentado y en el que varias de sus jugadoras destacan por calidad técnica, que por tercer año consecutivo aspirará a la promoción a Primera División, deberá medir los tiempos y equilibrar los cuartetos mejor de lo que lo hizo en el último partido frente a Villacañas, en el que la ventaja de 0-4 peligró durante parte de la segunda mitad, en buena parte por el juego divertido y atractivo para el espectador, pero algo alocado para los intereses propios, de las componentes del filial.

Lo que es prácticamente seguro es que, a pesar de que ambos conjuntos regresan a la competición tras un parón, que en el caso de las visitantes ha sido de dos semanas, la intensidad, la entrega, la lucha por cada balón y la ambición por lograr los tres puntos serán de la partida sobre la cancha del Pedro Delgado entre dos equipos que no tienen nada que perder y sí algo que ganar.